martes, 17 de julio de 2012

EL AVIÓN QUE NO SABÍA VOLAR



161

EL AVIÓN QUE NO SABÍA VOLAR

Michi se acercó al hangar y vio al reactor lleno de telarañas.

Una nostalgia incierta se apoderó de él.

El avión abrió los ojos y dijo:

- Yo sé los secretos de tus pensamientos. Piensas: pobrecito, no sabe volar. Pero no es cierto. Soy un avión, siempre he vivido entre aviones, me han hecho y cuidado para avión, me he desarrollado en el ambiente de pistas y mecánicos, hice todo tipo de pruebas y he soñado tanto, tanto... ¡Yo sé volar, sé volar!

Michi se acercó a él e hizo girar la hélice con fuerza.

El avión se estremeció y dijo:

- Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada